¿Eres del equipo que busca opciones más naturales para ayudarte a quedarte embarazada? A menudo son necesarias intervenciones médicas para hacer realidad el sueño de quedarse embarazada. Sin embargo, muchas mujeres no saben que también existen métodos naturales que ayudan a dar un empujón más en este camino. El té de ñame es un gran aliado para quedarse embarazada. Por eso, quédate con nosotros para conocer su uso y sus beneficios.

¿Cómo funciona el ñame?

El ñame es rico en fitohormonas, es decir, hormonas vegetales.

Uno de ellos son los fitoestrógenos, versiones más suaves del estrógeno. Estos fitoestrógenos inhiben la producción de estrógenos en el organismo. Se adaptan a cada cuerpo, y funcionan especialmente en las mujeres que producen un exceso de estrógeno.

El ñame también es rico en diosgenina, una sustancia que puede ayudar a equilibrar los niveles de progesterona del organismo. Juntos, estos dos compuestos pueden ayudar a equilibrar las hormonas, tanto en casos de exceso como de falta. Así, algunas mujeres pueden volver a ovular, por ejemplo. En otros casos, puede resolver el problema de las fases lúteas demasiado cortas.

Los desequilibrios hormonales son comunes, y las fitohormonas pueden darle un impulso para lograr el equilibrio. En algunos casos, el consumo de ñame puede ayudar a regular los ciclos menstruales.

Además de sus beneficios para la fertilidad, la diosgenina también puede aliviar la inflamación y aliviar enfermedades metabólicas como la diabetes, la obesidad y la dislipidemia, y mejorar la función hepática.

¿Cómo hacer y cómo tomar el té de ñame para quedar embarazada?

Cuando hablamos de boniatos para quedarse embarazada, solemos hablar de té por su practicidad. Pero el ñame para quedarse embarazada se puede consumir de muchas formas diferentes: té, elixir de ñame, puré e incluso cápsulas. Las cápsulas de ñame son prácticas para quienes no les gusta el sabor o tienen dificultades para consumir la cantidad necesaria de alimentos cada día. Puedes compre sus cápsulas de ñame aquíPuede encontrarlos en nuestra tienda virtual.

Los que prefieren preparar y tomar el té de ñame para el embarazo, deben tomarlo de una manera muy específica. El té debe ingerirse a primera hora de la mañana, y se hace con la cáscara del ñame chino, el peludo. Además de que la cáscara está llena de fitohormonas, también es rica en varias otras vitaminas.

¿Cómo se prepara el té de ñame?

El té de ñame debe prepararse con 1 taza de agua y la cáscara de 1 ñame, hervida durante unos 5 minutos. La ebullición es importante para liberar las propiedades beneficiosas de la cáscara.

¿Cuándo tomar el té de ñame?

Normalmente es necesario beber medio vaso por la mañana y en ayunas, desde el primer día de la menstruación hasta el primer día del periodo fértil. El mismo sistema debería adoptarse para las cápsulas de ñame.

En cuanto al sabor, el té de ñame no tiene un sabor muy característico. Se puede endulzar para hacerla más apetecible, o se puede tomar al natural, helada o caliente. En general, también está indicado tomarlo desde el primer día de la menstruación durante un periodo de una semana, si el ciclo es irregular.

El ñame también puede dar un impulso al moco cervical. La calidad del moco cervical depende del equilibrio hormonal, especialmente de los estrógenos. El moco debe tener una viscosidad, textura y acidez específicas para que los espermatozoides sobrevivan y puedan nadar correctamente hasta el óvulo.

El té de ñame puede ser tomado por la mayoría de las mujeres. Sin embargo, es importante tener en cuenta los posibles efectos secundarios en cada organismo, como la diarrea, por ejemplo. Tampoco se recomienda tomar la infusión durante más de 3 meses consecutivos.

Otra opción es el puré de boniato, que puede hacerse con boniatos cocidos y exprimidos con leche y mantequilla. Es muy sabroso y es otra opción para añadir este alimento a la rutina diaria.

Ver también: Histerosalpingografía – Prueba con nombre raro pero necesaria

Foto: Artur Corumba