El periodo de embarazo de un bebé es extremadamente turbulento para la mujer, en el sentido de los cambios internos y externos de su cuerpo. No es sólo el crecimiento de la barriga y la gran producción de hormonas, sino también los diversos efectos psicológicos que provoca un embarazo y que son completamente naturales.

Pero con todos estos cambios, que se producen con mucha fuerza y muy rápidamente, muchas mujeres acaban sintiendo algunos efectos secundarios, lo que también es perfectamente normal la mayoría de las veces.

Y uno de estos efectos es el dolor en la penetración durante el embarazo. Pero, ¿por qué ocurre? ¿Cómo aliviar este dolor? Siga leyendo y descubra la respuesta a estas y otras preguntas.

¿Por qué se produce el dolor de penetración durante el embarazo?

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios, tanto externos como internos. Este dolor en la penetración durante el embarazo que sienten muchas mujeres a menudo puede estar relacionado directamente con la baja libido durante este periodo.

Los cambios hormonales tienden a alterar el deseo sexual de la mujer. Otro factor es el aumento del flujo sanguíneo en la pelvis, que hace que esta zona genital sea más sensible. Aunque esto puede ser bueno para algunas mujeres, otras tienden a sentir algunas molestias e incluso dolor. Lo mismo ocurre con los pechos.

Por lo tanto, este dolor durante el embarazo puede ser normal, pero sólo un médico que evalúe cada caso individualmente puede dar una respuesta definitiva. Por eso, cuando se siente dolor durante el coito en este periodo, la mujer debe acudir a un médico ginecólogo lo antes posible para que investigue si no hay nada más grave y debe ser tratado.

¿Puede el sexo afectar al bebé de alguna manera?

Muchas personas piensan que las relaciones sexuales durante el embarazo afectan al bebé de alguna manera, pero esto no es posible. El bebé no siente ni se ve afectado o herido durante las relaciones sexuales. Sin embargo, es habitual que las mujeres sientan algunas molestias en el cuello del útero y en la región abdominal durante las relaciones sexuales.

¿Es normal tener menos deseo sexual durante el embarazo?

La libido de las mujeres durante el embarazo tiende a variar mucho, principalmente debido a los cambios hormonales, las emociones y las ansiedades que rodean este periodo. Por lo tanto, es normal que el deseo de tener relaciones sexuales disminuya, especialmente al principio del embarazo, porque la mujer está más sensible.

Con el paso de los meses, este deseo puede volver a aumentar, especialmente después del primer trimestre, cuando estos síntomas tienden a ser menos intensos. Pero esto varía de una mujer a otra, algunas pueden no tener ninguna molestia y seguir teniendo más deseo sexual durante este periodo.

Existen algunas variaciones frecuentes durante los tres trimestres del embarazo que están relacionadas con el deseo sexual. Hablemos un poco más de cada fase.

Primer trimestre

Durante el primer trimestre del embarazo, es muy común que el deseo sexual de la mujer disminuya. Esto sucede porque está empezando a pasar por los primeros síntomas del embarazo como las náuseas y la fatiga. Algunas inseguridades también suelen afectar directamente a la libido.

Segundo trimestre

En este momento la mujer ya está más segura y acostumbrada al embarazo, por lo que es en este momento cuando el deseo sexual vuelve a crecer.

Tercer trimestre

En el tercer trimestre el deseo sexual de la mujer puede volver a caer, de nuevo este cambio en la libido está relacionado con los cambios hormonales, con la ansiedad y las emociones, que ahora están en flor debido a la expectativa del nacimiento del bebé.

Otro factor que puede interferir y disminuir el deseo sexual es precisamente el tamaño de la barriga que acaba molestando y limitando a la pareja.

¿En qué casos no están indicadas las relaciones sexuales durante el embarazo?

No hay ningún problema en mantener relaciones sexuales durante el embarazo, sin embargo, si sientes alguna molestia como dolor abdominal y tienes sangrado, lo ideal es acudir al médico.

Las relaciones sexuales durante el embarazo pueden no estar indicadas en los casos en que la mujer corra riesgo de aborto, desprendimiento de la placenta o placenta baja. Es bueno reforzar que incluso embarazada es imprescindible el uso de preservativos, para protegerse de posibles enfermedades e infecciones.

¿Cuál es la posición más cómoda durante el embarazo?

Durante esta transición en el cuerpo de la mujer es importante que la pareja descubra qué posiciones son las mejores para cada momento del embarazo. Con el crecimiento del vientre, algunas posiciones pueden resultar muy incómodas, provocando dolor e incluso sangrado.

Así que esto acaba convirtiéndose en una cuestión personal en la que la pareja debe ir probando las posturas que le resulten más cómodas. Suelen ser aquellas en las que la mujer es quien controla la intensidad y profundidad de la penetración, como cuando la mujer está encima.

Para muchas mujeres embarazadas el sexo se vuelve más placentero, para otras puede ser motivo de dolor y malestar. Todas las mujeres experimentan cambios en el cuerpo durante el embarazo, pero no todos los cuerpos y mentes reaccionan a estos cambios de la misma manera.

Esto significa que a veces lo que es mejor para una mujer, no es adecuado para otra, y viceversa. Es necesario saber cómo afrontar estos cambios y hacer un esfuerzo para sentirse lo más cómodo posible durante este periodo tan problemático y especial de su vida.

Evidentemente, la comprensión de este tema por parte de la pareja es un punto crucial para que la mujer se sienta cómoda y bien consigo misma durante el embarazo.

Ver también: Relaciones sexuales en el embarazo, ¿se puede?
Foto: pxhere