El embarazo es una fase en la que la preocupación por la estética puede hacerse muy evidente para una mujer. Los constantes cambios en el cuerpo, unidos a un mar de hormonas, hacen que muchas veces la mujer no se sienta bien con su propio cuerpo durante este periodo, lo que acaba llevándolas a realizar diversos tipos de tratamientos estéticos con el vello, como la decoloración del vello en el embarazo o incluso la depilación.

Diversos tratamientos para la piel como la hidratación y la exfoliación, por ejemplo, y también para el cabello, como el cepillado progresivo y definitivo, entre otras muchas cosas que podríamos mencionar aquí. Por supuesto, esta preocupación por la belleza no es exclusiva de las mujeres embarazadas. Hay una construcción social en la que la mayoría de los tratamientos existentes hoy en día están orientados al público femenino y la gran verdad es que las mujeres consumen mucho este tipo de servicios.

Depilación o blanqueo

La preocupación por el vello, por ejemplo, fue durante mucho tiempo una cuestión exclusivamente femenina, especialmente en lo que respecta a la depilación. Pero cuando se está embarazada y el deseo de realizar algún tratamiento estético es grande, hay que tener cuidado con lo que puede afectar tanto a la madre como al bebé aunque sólo sea para decolorar el cabello, ya que es un periodo muy delicado para el cuerpo de la mujer.

Saber si está permitido o es saludable decolorar el cabello durante el embarazo es una de las preguntas más planteadas por las mujeres que quieren realizar tratamientos estéticos durante la gestación, sea cual sea el motivo.

Pero para tener esta pregunta respondida de forma clara y que todos la entiendan bien, es necesario entender algunos conceptos, como qué es exactamente la decoloración del cabello y qué efectos tiene en nuestro organismo.

¿Qué es la decoloración del cabello?

La decoloración del cabello no es más que un tipo de proceso de tintura, que transforma el color del cabello, generalmente oscuro, en un cabello más claro, de ahí el término “decoloración”.

Principales riesgos de la decoloración del cabello

Una mujer que se somete a un proceso de este tipo corre varios riesgos, como:

  • Quemaduras
  • Manchas en la piel
  • Enrojecimiento y picor
  • Alergia
  • Eczema
  • Urticaria

Estos problemas se producen porque se utilizan varios productos químicos en el proceso de decoloración del cabello y muchos de estos productos pueden ser perjudiciales para la piel, especialmente si se combinan con algunos otros aspectos. En primer lugar el tiempo, ya que el riesgo de quemaduras es mucho mayor y casi seguro si la mujer que se decolora el cabello deja los productos en el cuerpo más tiempo del indicado.

En segundo lugar, la exposición al sol, que también puede ser un gran problema, aunque muchos dicen que puede ayudar a intensificar el aspecto rubio del cabello. En este caso, la exposición excesiva al sol también puede traer varios problemas cuando se combina con los elementos químicos de estos productos.

Por estas razones, muchas mujeres indican tratamientos estéticos alternativos, como la depilación con cera, por ejemplo, que causará mucho menos daño a la piel a largo plazo que la decoloración del vello, especialmente en la región del rostro, donde las marcas de una aplicación incorrecta de productos químicos pueden convertirse incluso en cicatrices que durarán el resto de la vida.

¿Es perjudicial la caída del cabello durante el embarazo?

Como hemos mencionado antes, este tipo de proceso puede ser perjudicial para la mujer incluso cuando no está embarazada. Así que la pregunta más importante es: ¿es perjudicial para el bebé la decoloración del cabello durante el embarazo? Bueno, eso es lo que vamos a ver ahora.

En primer lugar, es importante señalar que no hay suficientes investigaciones sobre el tema para que podamos dar un veredicto sobre si este proceso es o no perjudicial para el bebé. Pero a pesar de ello, hay pruebas que apuntan a los resultados más probables y por eso los médicos recomiendan a las mujeres no decolorar el pelo en el embarazo.

Primero por los también ya mencionados productos químicos utilizados en este tipo de tratamiento. Muchos de ellos pueden contener amoníaco, una sustancia tóxica que, en contacto con la sangre, puede provocar malformaciones en el feto.

Incluso, es por esta misma razón que los médicos no recomiendan que las mujeres embarazadas se tiñan el pelo. Aun con la falta de estudios específicos sobre el tema, el riesgo que se corre es demasiado grande para que una mujer se realice el tratamiento y, por lo tanto, la recomendación es no hacerlo, al menos no de la manera convencional.

Un consejo para las embarazadas: ¿quieres mejorar el placer del sexo durante el embarazo? Utiliza geles lubricantes de base acuosa que desempeñan el papel del moco cervical y siguen controlando el pH vaginal, reduciendo las posibilidades de proliferación de hongos y bacterias responsables de las infecciones. Famivita ha desarrollado el lubricante perfecto para las mujeres embarazadas, FamiGel. Puedes comprarlo aquí en nuestra tienda virtual.

Blanqueamiento para mujeres embarazadas

Aunque existen contraindicaciones, muchas mujeres embarazadas siguen queriendo decolorarse el pelo, tanto para sentirse bien consigo mismas como para no perder una costumbre que ya tenía de toda la vida.
En estos casos, existen algunas alternativas que, a veces, pueden no ser tan eficaces, pero que garantizan tanto la salud de la madre como la del bebé. Las principales alternativas son:

  • Té de manzanilla
  • Agua oxigenada

Té de manzanilla

Para quienes tienen un cabello no demasiado oscuro, esta es la opción perfecta. La infusión de manzanilla aplicada durante unos minutos sobre el cabello permitirá a la mujer decolorar el pelo en el embarazo sin correr ningún tipo de riesgo. Por desgracia, para quienes tienen el pelo muy oscuro esta alternativa no puede ayudar mucho.

Agua oxigenada

Es importante decir que no todos los tipos de peróxido de hidrógeno son recomendables para las mujeres embarazadas, sólo los más débiles que no contienen amoníaco. Estar en un entorno bien ventilado ayuda al proceso y evita que se produzca cualquier quemadura, por pequeña que sea.

Realizar algunos tratamientos estéticos forma parte de la rutina de muchas mujeres y para algunas es un shock cuando dichos tratamientos deben interrumpirse a causa del embarazo. Siempre es importante recordar que existen alternativas a muchos de estos procesos estéticos y que, sea cual sea el motivo, hay posibilidades de realizar diversos tipos de tratamientos sin perjudicar tu salud ni la del bebé.

Aunque es muy importante y no puede dejarse de lado, los cuidados estéticos deben quedar en un segundo plano porque cuando se trata de tu salud durante el embarazo, también se trata de otra vida dentro de ti.

Y es por ello que la decoloración del cabello en el embarazo se convierte en un tema tan complejo, aunque las alternativas que aquí se citan pueden ayudar a la mujer que realmente quiere realizar este tipo de tratamiento estético.

Véase también: ¿Qué pueden y qué no pueden hacer las mujeres embarazadas?
Foto: Free-Photos