Entre los diversos signos que presenta el cuerpo de la embarazada cuando el bebé está próximo a nacer, muchas mujeres se quejan de diarrea. Tanto el estreñimiento como la flojera son algunos de los síntomas que se presentan al final del embarazo. Es importante estar atenta sobre todo cuando se cumplan las 37 semanas, ya que las deposiciones sueltas en esta fase pueden indicar un parto prematuro.

Lo más seguro cuando se nota una diarrea al final del embarazo es ponerse en contacto con la maternidad y el obstetra encargado del parto, sobre todo si el síntoma va acompañado de náuseas, contracciones frecuentes y calambres. La diarrea al final del embarazo indica, en la mayoría de los casos, que el parto está próximo a producirse, así que mantente alerta.





Otros indicadores de diarrea en el embarazo

Las molestias gastrointestinales pueden aparecer en cualquier momento, no necesariamente al final del embarazo. Es importante observar si el síntoma no se debe a algún tipo de intoxicación viral o alimentaria. El consumo de antiácidos, así como de antibióticos puede causar náuseas y provocar diarrea. El consumo de dulces, alimentos grasos y ricos en lactosa también provoca irritación gástrica. Las mujeres que ya tenían síntomas de síndrome del intestino irritable o problemas gastrointestinales antes del embarazo pueden verse afectadas por la diarrea durante el mismo, tanto de forma ocasional como crónica.

IMPORTANTE: no consumir nunca medicamentos para aflojar o atar los intestinos durante el embarazo sin indicación médica.

La diarrea simple suele curarse rápidamente con la ingesta de alimentos ligeros, naturales y sin grasa, y sobre todo, con la ingesta de agua para hidratarse y reponer las sales que se evacuan del organismo. Si el síntoma va acompañado de náuseas o vómitos, busque atención médica inmediatamente.

Si la embarazada está tomando algún suplemento vitamínico, le ayudará en esta fase, reponiendo los nutrientes perdidos durante la crisis. Está indicado el polivitamínico con metilfolato (forma activa de ácido fólico). Por ello, recomendamos FamiGesta.

¿Qué es la impactación fecal?

No sólo la diarrea sufren las mujeres embarazadas, puede ocurrir lo contrario, como el estreñimiento y el endurecimiento de la torta fecal. Esta complicación causa la obstrucción total o parcial del intestino grueso y provoca la evacuación de heces blandas y de composición acuosa. La impactación fecal va acompañada de síntomas como náuseas, vómitos, dolor abdominal y distensión abdominal. El intestino sano evacua diariamente, al notar cualquier signo de estreñimiento es saludable buscar orientación del obstetra.

Señales de que se acerca el nacimiento del bebé:

  • Dolor de espalda
  • Diarrea y dolor de estómago
  • Contracciones
  • Ligera presión sobre la pelvis
  • Notar que el vientre está bajo
  • Sensación de ánimo y pico de energía
  • Reventón de la bolsa

¿Por qué aparece la diarrea al final del embarazo?

Muchas mujeres se preguntan la razón de este malestar cuando se acerca el nacimiento del bebé. Lo que ocurre es que el cuerpo señala el vaciado de los intestinos para que el útero pueda contraerse adecuadamente. Las contracciones uterinas también se producen con mayor frecuencia durante este periodo, lo que comprime la región intestinal y provoca diarrea.

Atención cuando la diarrea persiste durante varios días

Los síntomas que superan los dos días merecen supervisión médica, porque la diarrea provoca deshidratación y aumenta el riesgo de parto prematuro. Tras el control médico, invierta en el cambio de hábitos alimenticios, evite la leche y los productos lácteos y prefiera opciones naturales como las frutas y la ingesta de al menos dos litros de agua al día.

Los suplementos vitamínicos también pueden provocar diarrea, en el caso de consumirlos, avise al médico y compruebe si es necesario cambiarlos por otra opción. Alimentos saludables para combatir la diarrea: plátano, arroz, puré de manzana, carnes magras y patatas.

Sugerencia importante: El metilfolato es esencial en esta fase de tener un bebé, especialmente en las primeras 12 semanas de embarazo. Intenta ingerir esta vitamina en lugar de ácido fólico.

Ver también: Hemorroides en el embarazo: cómo aparecen y cómo aliviar los síntomas

Foto: Andriele